fleche

fleche Littérature
- Jiménez Juan Ramón
- Celaya Gabriel
- Darío Rubén
- Hernández Miguel
- Machado Antonio
- Sepúlveda Luis
- Alberti Rafael
- García Lorca Federico
- Mistral Gabriela
- Neruda Pablo
- Otros poetas
- Textes en prose . Textos en prosa

fleche Actualité-Infos
- Archives
- Présentation du collège

fleche Biographies
- Neruda Pablo
- Botero Fernando

fleche Fêtes et traditions (recettes, chansons...)
- Canciones
- Fêtes traditionnelles
- Recetas de cocina

fleche Géographie
- América Latina
- ESPAÑA
- La comunidad de Andalucía - L’Andalousie

fleche Histoire, Arts et Civilisation
- ARGENTINA

fleche Langue espagnole
- Grammaire et Conjugaison
- Jeux et divertissements
- Vocabulaire

Tous les articles de la rubrique :

 
  Vous êtes ici : Accueil > Littérature > Textes en prose . Textos en prosa

La campaña de la eñe, Carmen Rico Godoy

Version imprimable

Si hay une guerra justificada, ésa es la desencadenada entre europeos y españoles sobre la letra eñe, que pretenden eliminar de los ordenadores que circulan por la Comunidad.

Nunca jamás, jamais de la vie, como solía decir don Luis Buñuel -que no Bugnuel ni Bunuel- los españoles aceptaremos que los llamados europeos eliminen la eñe de los ordenadores ni de ningún otro lugar. Pertenecer a una Europa que niega el derecho de la eñe a existir, sería denigrante y no tendría ningún futuro.

El argumento definitivo a favor de la eñe lo dio el maestro y Premio Nobel Gabriel García Márquez. La eñe, dijo, representa un avance y una mejora en la lengua escrita. Mientras que otros idiomas, como el francés o el italiano, necesitan dos letras para representar el sonido blando de la eñe, el español o castellano lo ha sintetizado en una sola letra con identidad propia.

En los países de habla inglesa, los ordenadores no tienen eñe. Los hispanohablantes de Estados Unidos tienen que apañarse para escribir su idioma como pueden, o sea fatal : « Dona Puri ensenaba a los ninos a pelar castanas y a las ninas a peinarse el mono mientras ella miraba, sonadora, como se empanaban los cristales al llegar de otono ». Deprimente.

El imperialismo cultural tiene un límite y para nosotros es la eñe. No nos moverán ni p’atrás ni pa tomar impulso. ¡Dónde pondrían los franceses el grito si a alguien se le ocurriera decir que cedilla (ç) fuera eliminada de un plumazo !

Queremos máquinas y ordenadores con eñe para no tener que escribir campana por campaña, ano por año, cabana por cabaña, sonar por soñar, empanar por empañar. ¿A dónde iríamos escribiendo Logrogno, cugnada y cegno ? ¿A dónde irían nuestras segnas de identidad ? La ge y la ene unidas sirven en español para expresar cosas que han demostrado ser muchos europeos : ignorantes, ignavos e ignominiosos. También sirve para llamar a Ignacio y escribir signos.

Carmen Rico-Godoy

Cambio 16, 15/07/1991

Publié par Elche
Le mardi 24 janvier 2006


Réagissez à cet article !